14 de mayo de 2015

El juego de las sillas



Caminando por la calle yo te vi…

Vaya sillas más feas y anticuadas que viste en la calle, justo cuando la vecina las tiró. Pero... mirándolas otra vez, igual tienen algo de encanto... 

seguro que hay algo que se puede hacer para actualizarlas y modernizarlas.

Yo las vi en una casa que iban a vaciar, rodeadas de muebles lúgubres y viejos. Pero tengo cierto aprecio al las sillas de estilo Luis XV, y más si están talladas. Son un buen lienzo para una variedad de posibilidades.




En este caso te enseño una renovación al estilo “Shabby chic”, que se caracteriza por el uso de colores suaves y motivos florales combinados con una técnica de pintura desgastada.

En estas sillas el respaldo original está tapizado. Muchas sillas de este estilo tienen rejilla en el respaldo; ten en cuenta que la rejilla se puede arreglar, pintar o cambiar por tapicería.

Para tapizarlas de nuevo primero hay que quitar las chinchetas y las telas.





Como el asiento se hundía pero decidí mantener la estructura original de la tapicería, cambié las cintas de la parte de abajo del asiento para reforzar los muelles.




Pinté las sillas con Chalck-paint, una pintura que no requiere decapar o lijar la superficie antes de la aplicación.


Aprovechando que había 6 sillas mezclé 3 colores diferentes de tonos parecidos - verde, gris y blanco. Lijé la superficie para darle un tacto más suave y la apariencia desgastada y le di un acabado.





Puse espuma encima del asiento para que fuese más cómodo y confortable y luego  la tela. En este caso elegí hacer un “mix&match” de telas variadas del mismo estilo y gama de colores para darle al diseño más juego y diversión.  

Con un ribete de color neutro tapé las grapas que sujetan la tela. Et voilà!





De una silla aburrida y oscura a una silla fresca y divertida.




Puedes encontrar éstas y otras sillas en nuestra tienda online.

Para más ideas e imágenes de transformación, puedes visitar nuestra página web.


No hay comentarios:

Publicar un comentario