8 de junio de 2015

En temas de baño… no te laves las manos

No todo tiene que ser cerámica o metal en el baño. La madera es un material que, a pesar de que no es común en la industria, puede marcar diferencia y aportar estilo. Así que no descartéis hacer de vuestro baño algo realmente vuestro.

Una cómoda, una cajonera, una mesa o una mesita recuperada. Todo puede servir como mueble de baño.
¡¿En qué consiste?! Simplemente en encontrar el mueble deseado y adaptarlo al nuevo uso, haciendo el hueco a medida según la pica y las tuberías y dándole un acabado adecuado que repela el agua.
¡¿El resultado?! Un mueble de baño único, especial y original al estilo vintage.

En este caso la pica, que también parece antigua, queda ajustada al tamaño del mueble. Una maravilla.


(Foto: Clive Tompsett)


Una “mesa tocinera” es una buena opción. Son mesas rústicas, de tamaño relativamente pequeño, hechas de madera maciza. Las puedes encontrar con el sobre de madera o de mármol, con o sin cajón.
La pica redonda tipo cuenco se adapta bien a un mueble de tamaño reducido. En este caso el grifo tiene que ser alto y se conecta aparte.

Me encanta el espejo colgado del techo como una solución al no tener sitio en la pared, y las farolas antiguas colgadas en la pared como toque decorativo.


Para conseguir más sitio de almacenaje se puede añadir una estantería en la parte inferior de la mesa. Si tenéis sitio, una silla antigua en el baño puede ser un elemento práctico, además de estético.
Aquí la instalación del grifo es de pared, cosa que da más juego a la hora de escoger la pica que queremos y también el mueble. El acabado de la mesa con pintura desgastada crea un ambiente especial en el lavabo, perodejar el sobre de la mesa en acabado de madera es muy buena elección, ya que da una sensación muy limpia.
Otras mesas, tipo comedor por ejemplo, permiten poner picas más grandes  preparadas para llevar su propio grifo.


(Foto: web)


O incluso poner dos picas, para poder lavarte los dientes junto a tu media naranja.


(Foto: bhg.com)


La ventaja de una cómoda o una cajonera es que la pica está metida dentro del mueble y queda al nivel de la superficie superior, tienen mucho sitio de almacenaje y no se ve toda la tubería. Tal vez esto sería lo más parecido a un simple mueble de baño.


(Foto: bhg.com)


Nos gusta:  El cuelga-toallas en una ubicación modesta aprovechando el lateral del mueble en vez de la pared. Las cestas, un accesorio imprescindible.
No nos gusta: Las cestas grandes en abundancia y desproporcionadas. Los apliques en la pared  y sobre todo las dos lámparas de mesa de perfecta simetría… muy cutre.


(Foto: web)
(Foto: Erik Kvalsvik)



A todo el mundo le sobra una mesa de máquina de coser y es una de las mejores opciones que puedes encontrar para reutilizarla. Hierro, madera y cerámica son una combinación perfecta.


(Foto: rilane.com)


Así que si tienes un mueble que quieres adaptar o buscas uno, ¡contáctanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario