4 de junio de 2015

Si se te cierra una puerta, abre una ventana

(Foto: Filippos-K)
La madera maciza, la marca de los años, las formas, la sensación histórica… Las puertas.
Vintage, viejas, antiguas, recuperadas…
llámalo como quieras.

De las puertas rusticas y sencillas a las puertas francesas decoradas, interiores o exteriores, grandes o pequeñas, arqueadas o rectas, completas o con ventanas. Todas valen, 

Todas son guapas y todas se pueden aprovechar.

Se pueden hacer tantas cosas con ellas… Usarlas como colgadores, mesas, marcos para fotos o estanterías. Son solo unos pocos ejemplos.

Dejando la madera expuesta, pintada en blanco, en wash o lijado y desgastado. Con cualquier acabado darán un toque único a tu casa.

Divide y vencerás
Donde no queramos construir una pared, una puerta puede servirnos de división. Es una buena solución que no corta la fluidez de la habitación.

La división en el baño da intimidad cuando es usado por más de una persona. La parte de abajo tapada con una cortinita blanca y la parte de arriba descubierta permiten el paso de la luz y la sensación de amplitud.


(Foto: otthonos)


En la cocina, siguiendo los tonos blancos, las puertas dan una textura que una pared simple no podría dar. Aporta calidez y un aire rústico. Pero mejor no pasarse con el blanco… No queremos quedarnos ciegos.


(Foto: zsazsabellagio)


Con serrín en la cabeza
Esta habitación es una de mis favoritos. Las puertas, maravillosas, ligeras por los huecos de los ventanales, con un efecto algo trampantojo, da la sensación de que duermes en la salida a un jardín.  

Completado con un diseño simple y acogedor, dan un encanto especial: El taburete como mesita de noche, la lámpara de pie en vez de una de mesa, y la combinación de textiles en la misma gama cromática. Todo encaja en una harmonía pacífica.


(Foto: Kara Rosenlund)


Con un aire un poco diferente, el gran “chandelier” y el uso de blanco en las sábanas y los muebles dan una sensación más romántica a la habitación. Una sensación que se rompe ligeramente con las puertas rústicas de madera como cabezal, creando un punto de enfoque que cambia totalmente el look de la habitación.


(Foto: MyWhiteRoom)


Vivo reflejo
Una de mis formas favoritas para aprovechar las puertas, sería cambiando los cristales por espejos. El bonito resultado da sensación de amplitud y  crea una buena base decorativa para amplia variedad de complementos.


Sin oficio… pero con beneficio
Sin ningún uso definitivo, las puertas recuperadas, como objeto decorativo, crean rincones acogedores y agradables.


(Foto: Web)
(Foto: Web)


En Alis tuvimos el placer de restaurar varias ventanas y puertas.


(Foto: Alis)

Aparte de las que estan disponibles en la tienda online, tenemos algunas más en el taller esperando su turno. Las podrás encontrar en la sección Pendiente de Restauración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario