1 de junio de 2015

Sillas; Mix, but don't match

Soy fan del eclecticismo. Según qué y de qué manera, se pude mezclar de todo: épocas, colores, estilos…

Hace que la decoración sea más divertida, abierta a la combinación de gustos diferentes y reflejando mejor nuestra personalidad compleja y cambiante.

Aunque puede gustarme un estilo más y otro menos, siempre encuentro en alguno de  ellos piezas que me resultan irresistibles. Normalmente son sillas.

Así que… deja de ir al psicólogo y ¡cómprate sillas!

Las sillas son tan básicas y tan prácticas… No importa el tamaño del espacio que tengas. No te compliques la vida, las necesitas sí o sí.
Entonces, ¿porque no juntar todo lo que te gusta en el mismo sitio? Seguro que se llevarán bien y estamos en tiempos de globalización ¿no?

Una mesa difícilmente se interpondrá entre las sillas y nosotros. Podrá ser más moderna o más antigua, pero casi siempre conseguiremos que encaje. Maravillas del eclecticismo.


La Eames, la Stokke, la Thonet… todos los clásicos están invitados a la fiesta.


(Foto: Sunday Spirit)


Estilos diferentes de sillas, tapizadas, rústicas y escolares, se pueden mezclar también utilizando una misma escala de colores. En este caso del blanco al negro.


(Foto: dehuismuts)




Para hacer una mezcla más moderada se puede combinar sillas diversas del mismo estilo o estilos parecidos.




En el caso de tener muchas sillas, podemos alternar varios colores repetidos para crear un punto de conexión entre ellas. 


(Foto: Emily Steffen)


Con un solo color podemos conseguir una conexión entre sillas de estilos muy diferentes. Queda muy sofisticado y original.


(Foto: dehuismuts)


Atrévete a mezclar. Es importante no cargar el espacio, ya que las sillas “roban” el protagonismo. 


(Foto: Elle Decor)


En Alis tenemos una variedad de sillas que puedes combinar con las que ya tienes y las que puedas encontrar…


(Foto: Alis)


Puedes ver los modelos disponibles en este momento en nuestra tienda online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario