27 de julio de 2015

Las estanterías no son tonterías

(Foto: Justina Blakeney)
Cada vez que miras o pasas por el lado de esta pared tienes una sensación rara, que requiere algo más, falta algo… está vacía. Además, hace mucho que buscas sitio para presentar  tu colección de muñecas de porcelana de la Unión Soviética, los discos de los cuales no te podías deshacer o para tus libros favoritos. 
Así que optas por la solución obvia: poner estanterías.

Claro… Aunque de forma general las estanterías son muy básicas, incluso a veces aburridas.

Así que piensas cómo puedes personalizar la pared, darle tu toque original, que aparte de funcional sea decorativa y sin gastar mucho dinero.

Primero, y lo más importante, opta por las estanterías flotantes. A no ser que sean decorativos u originales, de forma general los soportes son bastante feos y torpes. Luego ¡es hora de jugar! Con sus tamaños, su ubicación, la asimetría, sus funciones y la variedad de opciones. 

Estanterías como cajas de tamaños diferentes son una opción divertida. Dan mucho juego, ya que puedes poner cosas dentro y encima. 
Me gustan mucho los objetos que han usado aquí, son eclécticos y crean un tipo de ilusión óptica que deforma la realidad, como un efecto Alicia en el país de las maravillas. Suerte que está el espíritu de una chica en la foto para darnos una sensación de proporción. Muy recomendado combinar imágenes, colgadas o apoyadas, ya sean fotos, cuadros, ilustraciones o todos a la vez.


Estanterías hechas con cajas de madera
(Foto: Anke Leunissen)


Opciones más despejadas, limpias y monocromáticas.  Con estanterías que casi tocan el suelo. 
Una estantería en vez de un mueble te permite usar la superficie inferior sin que parezca un desorden. 
Si optas por la opción monocromática procura combinar tonos diferentes para que sea más suave e interesante.
Estanterías de tamaños diferentes colgadas de forma pensada aunque en apariencia sea aleatoria.  Para que se pueda apreciar mejor es preferible dejarlas aireadas y despejadas.
A la izquierda: Estanterías blancas, muy básicas. Se pueden animar con el uso de objetos muy coloridos
A la derecha: Pared de ladrillos, combinación de blanco y madera.



Estanterías de tamaños diversos en la misma pared
(Fotos: Tom Kirkpatrick, vtwonen)


Si prefieres una relación sin compromiso puedes dejar la estantería sin colgar, las fotos también. ¿Para qué complicarte? Ahorras el hecho de hacer agujeros en la pared y no te lías con el dueño a la hora de cambiar de piso. 
Crear un Gallery wall, sin colgar las fotos, te facilita el mover y cambiarlas con frecuencia y sin esfuerzo. Para el resto de cosas, como no, cajas de madera.


Gallery Wall con estanterías
(Foto: Design Sponge)


Para paredes más pequeñas, estanterías de formas geométricas, redondas o triángulares. No son muy prácticas pero son decorativas y… tan monas.


estanterías pequeñas geometricas, triangulares, redondas
(Foto: Etsy , Chris Warne)

Si no quieres cargar tu pared de estanterías, pero a la vez te apetece llenarla… Un tablón de madera maciza, recuperado, colgado con cuerdas decorativas, es una de las soluciones que te planteamos en Alis.


Estante colgado madera recuperada
(Foto: Alis)


No hay comentarios:

Publicar un comentario