30 de julio de 2015

Nadie dijo que los cambios fueran fáciles

Cajonera Tocador vintage antes de la renovación
(Foto: Alis)
Esta cajonera llevaba mucho tiempo esperando su turno. Con paciencia, en silencio y sin protestar, acumulaba polvo y serrín de otros muebles que veía restaurar. Todos los compañeros que venían con ella de la misma casa hace mucho que ya están restaurados y vendidos.

Hasta que un día me harté de verla así. Ella suplicaba salir a la luz, recibir su nuevo look, su cambio total... Pero no sabía muy bien qué hacer con ella.

Un mueble de una limitada calidad, con un acabado horrendo, cajones que no encajaban y que con el tiempo se hinchaban y se torcian y un espejo encima que le daba un look muy anticuado.

Pero aun así la bajé del altillo. Estaba preparada para afrontar el desafío. En estos casos en los que no tengo claro que es lo que quiero hacer, que look quiero conseguir y como tiene que ser el resultado final, me siento como en un duelo. Yo contra el mueble, a ver quien gana. 
Pocas veces gana el mueble. Aunque en algunos "rounds" me rindo, al día siguiente llego con una nueva idea. Si gana el mueble acaba destrozado de intentos varios, con marcas de batalla. Abandonado en la calle, esperando al camión de la basura.

Me quedo mirándola. Me siento frente a ella y la miro fijamente. Esperando a ver si se mueve o dice algo. A lo mejor ella ya tiene una idea de cómo quiere ser. Nada. 
La sigo mirando. A ver si sin darme cuenta entra una idea por algún sitio y encuentra su lugar de confort en mi cerebro… Y en mi estomago. Ahí es donde noto que las cosas son correctas.


paso a paso del upcycling de la cajonera
(Foto: Alis)


Pasos que seguí:
  • Decidí quitar el espejo superior y renovarlo por separado (podéis ver el resultado amarillo aquí)
  • Quité los cajones y los mandé a mejor vida.
  • Traté el mueble, tapé los agujeros y arreglé las imperfecciones.
  • Pinté de color base.
  • Puse la parte superior y trasera nuevas y reforzadas.
  • Pinté de nuevo con el tono elegido.
  • Le di un acabado de barniz al agua.
  • Añadí una balda de pino macizo a medida, con un acabado de tapa-poros.  


(Foto: Alis)


Ésta y otras batallas ganadas las podéis ver en nuestra tienda online.



(Foto: Alis)

No hay comentarios:

Publicar un comentario