13 de julio de 2015

¿Puede haber algo más puro… y apetitoso?

(Foto: Anthropologie)
Seguimos con el blanco y la madera. Es que las opciones de esta combinación no acaban nunca.

¡Pongamos la lupa  en cocinas!
Centrándonos especialmente en las que tienen estanterías abiertas, ya que dan mucho juego y una sensación muy agradable al espacio. 
¡Salid del armario! No escondáis más vuestra… vajilla! 
A la vista de todo el mundo, a pleno sol, podéis ubicar todos los utensilios de cocina que os dé la gana. La porcelana de la abuela, botecillos llenos de cosas apetitosas, la sopera ochentera que nunca usarás… Todo ello combinado con los objetos decorativos y las plantas que más nos apetezcan. 
Así que si te falta sitio de almacenaje opta por estanterías abiertas.

El sobre de madera es uno de las cosas que más me gusta. Cambiando el mármol ordinario por madera conseguimos darle un carácter completamente diferente a la cocina.


(Foto: Chris Everard)


Fácilmente tú también puedes renovar tu cocina sin tener que cambiarla en su totalidad. Quitando los armarios superiores y cambiándolos por estanterías de madera maciza poco trabajada. Pintando los armarios inferiores en blanco. Cambiando los tiradores y poniendo un grifo nuevo que parezca antiguo. Bueno… fácil, fácil igual no es, pero más barato que cambiar toda la cocina seguramente sí. Y el resultado es muy agradable y personal.


(Foto: Emily Johnston)


Yo tampoco veo claro lo de poner una alfombra en la cocina, pero debéis admitir que queda bien.


(Foto: Brittany Ambridge)


Insisto, las cajas de madera, objeto decorativo básico, son una buena solución de almacenaje.


(Foto: Decor8)


Con aire rústico, ya sea más refinado o más campesino, no os olvidéis de colgar un manojo de cabezas de ajo. Son blancos, lo cual nos vienen bien para la decoración y además ahuyentan los espíritus. Aunque si no eres supersticioso… también van bien para la circulación.
Que el árbol de navidad no os despiste. Fijaos bien en esa mesa preciosa. Queda de maravilla. 
Colgar objetos de cocina a modo decorativo… a vuestra suegra le parecerá horroroso. Pero que no sea la principal razón de llevarlo a cabo, ya que es divertido, económico y queda bien. 
¿Qué hemos aprendido? Que las cocinas bonitas deben tener baldosas blancas rectangulares y las picas cuadradas. Por lo menos, así lo hemos visto en todas las fotos.


(Foto: Smitten Studio)


No hay comentarios:

Publicar un comentario