27 de agosto de 2015

Pasen y vean

(Foto: Yale Joel, Central Park, New York, 1957)
Volvéis a casa de las vacaciones y lo primero que veis al entrar es, cómo no, vuestra enterada. 
Sienta tan bien estar de vuelta a casa… Al sitio conocido, personal y seguro, pero la entrada no refleja todo eso. Parece tan vacía y fría… no invita a entrar, lo cual puede ser un problema para una entrada.  

Una de las muchas posibilidades a la hora de elegir muebles de entrada es usar un banco. Un mueble ligero y fresco, extraído del mundo exterior que da una sensación casera. 

La entrada sería como la primera impresión de nuestro hogar y un banco utilizado como mesita o como asiento puede dar un toque rústico minimalista. Importa mucho que banco elegimos, pero también influye como lo decoramos y con qué objetos lo acompañamos. 

La planta y el cojín encima del banco dan un look casual, natural, algo que ha sido colocado sin ningún tipo de esfuerzo. La alfombra que lo acompaña, aunque parezca simple, tiene unas proporciones y tonalidades que encajan perfectamente en el conjunto.


(Foto: Gravity)


Acompañado con una foto de grandes dimensiones no hace falta nada más.


(Foto: Kara Rosenlund)


Al estilo rustico-industrial. A la izquierda: madera de cedro reciclada unida de una manera muy bonita al pie de viga en acero. A la derecha: madera reciclada, roble y acero.


(Fotos: Matthew Bietz, Rick dohler)


Un espacio minimalista y aun así ecléctico.


(Foto: Clemens Design)


Mad Men meets Vikings. Un claro contraste entre una parte superior en la que reina la harmonía y racionalidad más moderna, expresada sobretodo en el gallery wall, y una zona inferior invadida por la dureza de la madera y lo salvaje de una piel animal.


(foto: We The Wild)


Me gusta el trenzado de este banco. Nos encontramos delante de una entrada funcional y a la vez bonita. Un espacio cargado de verosimilitud.


(Foto: House Tweaking)


Aunque las botellas de cristal le dan frescura al banco rústico, en conjunto es todo un poco excesivo a mi gusto. 


(Foto: Light Locations)


Vale, no es la entrada principal, pero la salida trastera es una entrada también y el banco es tan guapo…


(Foto: Solrum)


A la izquierda: Madera de abeto, patas Pin hair, tricot de lana. Podéis ver las explicaciones de cómo se hizo paso a paso en Brit+Co. 
A la derecha: Banco Mildred, creado por estudio Monq de Dinamarca. Un diseño escandinavo que se centra en la simplicidad y la funcionalidad. La manta tejida a mano se puede usar como cojín de asiento o como una manta calentita.


(Fotos: Brit+Co, Monq)


Me gusta: Es una Buena base. El banco es bonito, la combinación de colores, las dos fotos encima…
No me gusta: Falta algo. Llamadlo minimalista pero para mí está lleno de cosas y parece vacío. Falta personalidad y vida. La lámpara, aparte de ser negra, no encaja por el hecho de ser demasiado delicada. Y el puf… Más bien al revés, es muy vulgar y además parece gastado.


(Foto: Sels)


Si buscas formas de renovar tu entrada visita nuestra tienda online.

No hay comentarios:

Publicar un comentario