29 de octubre de 2015

Cabinet de Curiosités

(Foto: Le Journal Des Femmes)
Los Cuartos de Maravillas o
Gabinetes de Curiosidades eran los lugares en los que, durante la época de las grandes exploraciones y descubrimientos (siglo XVI y siglo XVII), se coleccionaban y se presentaban una multitud de objetos raros o extraños que representaban todos o alguno de los tres reinos de la naturaleza como se entendían en la época; animalia, vegetalia y mineralia, además de realizaciones humanas.

Los cuartos de maravillas son los antecesores directos de los museos de la actualidad.

Reflejan el espíritu de la época, la variedad y la riqueza del arte y la ciencia del Renacimiento, un pensamiento de expansión intelectual, los descubrimientos de los exploradores y la riqueza económica e intelectual de sus dueños como símbolo de estatus.


(Fotos: Doe & Hope, Les Couleurs de BrocantineRyann Ford)


La inmensidad del mundo concentrada en una casa, un microcosmos o teatro del mundo. El teatro de la memoria.


(Fotos: Doe & Hope)


En general en los cuartos de maravillas se exponían las curiosidades y hallazgos procedentes de nuevas exploraciones o instrumentos técnicamente avanzados, como por ejemplo en el caso de la colección de objetos del Zar Pedro el Grande.


(Fotos: Doe & Hope)


Debido a ello, tuvieron un papel fundamental en el despegue de la ciencia moderna aunque reflejaban las creencias populares de la época (no era raro encontrar sangre de dragón o esqueletos de seres míticos).


(Fotos: Curious DetailsPin Feather)
(Fotos: Doe & Hope, Curious Details)


La edición de catálogos, generalmente ilustrados, permitían un acceso al contenido para los científicos de la época. Tuvieron gran importancia en el estudio temprano de ciertas disciplinas de biología al crear colecciones de fácil acceso de fósiles, conchas e insectos.


(Foto: Live Journal)
(Fotos: Benutty, Le Vide Grenier)
(Fotos: De Dujes)


No hay comentarios:

Publicar un comentario