8 de octubre de 2015

Negocios Preciosos

Grey Street


A Amy la conocimos en el Mercado de Palo Alto. Ella exponía justo a nuestro lado y aunque se supone que fuimos a vender y no a comprar… no me pude resistir.

Al ver su entusiasmo y su carácter vibrante junto a cosas tan bonitas y tan bien elegidas que trajo, sabía que su tienda merecía una visita.

Suerte que, debido a mis obligaciones familiares,  tuve un sábado libre y pude alejarme de Gracia para llegar hasta el barrio del Raval (cuando tienes un negocio propio es como ir de Barcelona a Madrid).




La tienda de Amy es una mezcla perfectamente ordenada de artículos de todo tipo, todos hechos a mano. Grey street trabaja sobre todo con artistas de cercanía, con la intención de promover y apoyar el talento creativo local. Sin dejar que las fronteras la limiten, Amy va más allá y encuentra tesoros artesanales en Australia, Turquía, USA, Inglaterra, Francia, Canadá, Singapur, Italia y muchos países más.

Cuadernos, bolsos, cojines, joyas, cerámica, vajilla esmaltada, papeles decorativos, ropa, ilustraciones, infusiones, postales, lencería e incluso gomas de borrar.





Pero esto no acaba aquí… El local de al lado, Domingos, es una tienda pop-up. Un espacio que hospeda diferentes “tiendas” en etapas cortas. Actualmente podréis encontrar ahí a Refresco, ropa dominicana de segunda mano

Los dos locales juntos crean un espacio de co-working para diversas actividades y personajes.

Entre ellos podréis encontrar a Mark Dix, el organizador del Flea Market BCN; Hélène Peruzzaro, fotógrafa de Hartzine y editora del libro The War On Drugs; la artista Carmen Seijas; Vanessa Toledano de Aparttogether, una marca de calcetines; Aniela Parys, a la cual también tuvimos el honor de conocer, que hace lencería de encaje guapísima y bañadores increíbles de telas vintage y Amy Cocker, la dueña y coordinadora.

Todos ellos han acabado creando una comunidad artística en un ambiente constante de creación.

Grey Street abrió sus puertas en junio de 2012 y la energía inagotable de Amy hace que no pare, que siempre busque novedades y no deje de organizar, sorprender, cambiar y renovar.




Para conocer mejor a Amy os recomiendo este video donde se capta muy bien la esencia mágica de Grey Street. Aunque, sin duda, desplazarse a la calle Peu de la Creu nº 25 para hacerles una visita es muy recomendable. A mi pequeña ayudante le encantó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario