12 de noviembre de 2015

La Dama Juana

(Foto: Daniella Witte)
Hay objetos que son un must. ¿Por qué? Porque su simpleza los hace irresistibles.

Las damajuanas son uno de esos objetos reciclados que han conquistado un universo de hogares y el corazón de muchos diseñadores. 

Versatilidad es el adjetivo que mejor califica a este elemento. Estas botellas de formas redondeadas y dimensiones importantes son perfectas para decorar cualquier rincón de la casa. Tienen la prescencia suficiente para generar impacto visual.

Además, por su atractivo cuerpo, incorporan dosis de majestuosidad al ambiente donde se coloquen.



(Foto: April and May)

Incoloros, verdes, amarronados, siempre transparentes, son lo suficientemente neutros como para acompasar cualquier estilo. 

Sentarán muy bien en una habitación minimalista de estilo nórdico incorporando un detalle al mas puro de los escenarios. 
Encajará armónicamente en un ambiente campestre por la discreta imperfección de sus formas.
Será un objeto de admiración en una habitación de estilo clásico, donde romperá con la formalidad del ambiente creado.

Donde sea que estén y el uso que le demos, brindarán un look bohemio y muy chic.
La versatilidad de las damajuanas no solo está en que son capaces de adaptarse a cualquier espacio de la casa, sino que podemos darle el uso que nos imaginemos. Las hemos visto lucirse como floreros, candelabros, lámparas de mesa o de techo, queseras y muchos más.


(Foto: Creative Living)


Las damajuanas son el objeto vintage reciclado que más versiones tiene de sí mismo y habiendo sido creado casi por error hace que merezca todos los aplausos. 

Como dato curioso, os contamos que la Dama Juana, originalmente llamada “Dame Jeanne”, surgió como producto de la curiosidad y la casualidad. Data del 1.300, cuando la Reina Juana I de Nápoles debió refugiarse de una fuerte tormenta y dió con el taller de un maestro vidriero. Ella también quiso hacer su propia botella y lo intentó con tanto entusiasmo que sopló mas de la cuenta y creó una botella mucho mayor a las que se producían en esa época. De ahí en adelante, el artesano comenzó a producir estas botellas de mayor tamaño para cargar vino y cerveza. Denominó estas botellas con el nombre de su autora.


(Foto: Purple Area)


La damajuana es entonces el complemento que no puede faltar en los hogares y se pueden conseguir en viejos almacenes, casas de antigüedades o quizas entre los trastos de algún familiar. Son fáciles de limpiar y bastante resistentes.


(Foto: vtwonen)


Son un perfecto complemento para los espacios olvidados, como jarrones decorativos acompañados de vegetación seca o como floreros para crear nuestro propio rincón verde dentro de la casa.
Sus brillos y tonos azulados acompañan las maderas y tejidos perfectamente.



(Fotos: Alis)


Si una damajuna es justo lo que buscabas para aquel rincón desangelado de tu casa, en Alis tenemos una gran selección de damajuanas y botellas diversas. Las podrás ver en nuestra tienda online.


2 comentarios:

  1. un magnífico post. tanto en su contenido literal como en el visual de las imágenes. gran elección. y me voy a la cama habiendo aprendido algo más. siempre he tenido una pieza como éstas, con la costumbre de ponerle cada año un nuevo ramo de eucaliptus, pero no tenía ni ida de su origen. GRACIAS Y FELICIDADES

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por estas bonitas palabras!
      Nos encanta que te encanta!

      Eliminar