17 de diciembre de 2015

Black is the new black

Si el negro es un color que nos sienta bien al vestir ¿por qué no iba a sentarle bien a nuestra casa?

Ha llegado la hora de dejar de lado la negatividad que se ha asociado siempre a este color. Hoy ver las cosas negras no va a ser algo malo, al contrario, será un placer. 

El negro y todos los tonos que lo acompañan son ideales en ambientes rústicos y modernos. Combinan perfectamente con todo. Pueden estar muy ligados a la madera, pero también al metal. Por lo tanto quitémonos los prejuicios de encima y démosle una oportunidad a este color.

¿Por qué descartar algo que encaja perfectamente con casi todo?


(Foto: Detalhes do Ceu)


Una vez superado ese miedo al negro tenéis que saber otra cosa. No hay negro sin blanco. Curioso ¿verdad?
El negro necesita de su gran adversario. Con el contraste tan extremo de estos dos colores sorprendentemente pueden conseguirse resultados muy armoniosos. Una relación amor/odio por todo lo alto, sí señor, y las tonalidades grises el fruto ella.
No es de extrañar pues que el gris y todas sus variantes encajen perfectamente en este árbol genealógico.


(Foto: Residence)


Este salón, por ejemplo, es como un lienzo blanco en el que se han ido trazando líneas y manchas negras utilizando lámparas, textil, arte y, como no, la silla Bertoia.


(Foto: Frenchy Fancy)


Podemos centrarnos en los pequeños elementos, como es el caso de este rincón en el que el negro recae sobre la piel, la silla Acapulco y algunos objetos sobre la mesita.


(Fotos: The Design ChaserBodie and Fou)


El negro también puede ser una buena excusa para practicar un dip dye a alguno de tus muebles.


(Foto: Lily)


La Silla Bertoia vuelve a lucir en este rincón tan bien montado. Me gustó el detalle de complementar  el gallery wall con una foto apoyada en el suelo como una insinuación leve de rebeldía y de la ruptura de fronteras.


(Foto: My Scandinavian Home, My Home)


A priori, la idea de representaciones negras en la cocina me dio la connotación de los “horribles” años 80 y del intento exagerado de modernizar todo rápido y con materiales sintéticos con efecto plástico y brillo. Pero obviamente no es así… El negro en las cocinas se ha suavizado por el uso y la combinación de materiales naturales y el efecto mate.


(Foto: Decor8)


El gallery wall en el home office es una forma de definir el rincón del resto del espacio y a la vez personalizarlo.


(Fotos: Sköna HemUrban Outfitters)


El negro puede manifestarse también de una manera más disipada. En telas con estampados negros, pequeños objetos decorativos o incluso en un gallery wall donde el color predominante sea este.


(Foto: Milk Decoration)


O en el mobiliario de gran tamaño, como en esta cocina, donde destaca ese gran armario vitrina.
Ya veremos más de esta cocina maravillosa en el próximo artículo negro.

Partiendo de nuestra recién lanzada colección de invierno, en Alis tenemos una época en la que lo vemos todo un poco negro. Si queréis verlo vosotros también podéis acercaros a nuestra tienda o visitar la tienda online.


(Foto: Alis)


No hay comentarios:

Publicar un comentario