25 de enero de 2016

Hogares singulares

Un refugio azul en el jardín

Una simple casita de 30m² instalada en un jardín de Gloucestershire, Inglaterra. Es como un estudio preparado para acomodar a aquellos que quieran aislarse de la casa principal. Encontrar refugio para leer, escribir y echar placenteras siestas. No hay cocina. Nadie se queda allí durante días, ni siquiera hay un lavabo. Pero no le falta comodidad, al contrario, es cálido, bonito y acogedor.





El espacio está compuesto de una variedad amplia de muebles diferentes acompañados de infinidad de objetos. El conjunto tiene mucha personalidad y el resultado es maravilloso. Lo más curioso de todo, es que si lo analizamos detenidamente nos daremos cuenta de que en realidad, no hay nada especialmente destacable. La gran mayoría de los objetos son bastante comunes (objetos esmaltados, teléfono, máquina de escribir, radio antigua...), lo cual no les despoja de su encanto. Muchos objetos y artículos, pero no demasiados. Todo muy bien ordenado y acertadamente ubicado. Y, a la vez, tal como me gusta, con una libertad para reordenar, quitar y poner una y otra vez... Una casa viva, en constante movimiento.




Nosotros en Alis solemos tener muchos artículos similares a estos. Si tenéis en mente tomar algunas ideas de este refugio azul para crear vuestro propio rincón de reposo, echad un vistazo a nuestra tienda online.
Si buscáis algo en particular podéis enviarnos un e-mail.
Entre otras cosas, ahora mismo disponemos en nuestra tienda de: Escalera de madera, juego de café, lámparas industriales, objetos esmaltados, maletas, licoreras de cristal, sillas de oficina, baúl, taburete, flexo, farolillo



No me importaría nada tener un refugio así para desconectar del mundo cuando me apeteciera. Sin tele, sin ordenador y sin móvil. Tiempo para estar contigo mismo, tiempo para reflexionar. ¿Y vosotros? ¿Tenéis algún lugar así?


(Vía Planete Deco)


No hay comentarios:

Publicar un comentario